viernes, 12 de septiembre de 2008

Estimulación prenatal

Estoy en mi cuarto mes de embarazo. Asi que, según los expertos, mi tucu tucu puede escuchar no sólo mi voz si no también los sonidos externos. Asi que me he preparado una recopilación de música relajante con sonidos de la naturaleza, música clásica y algunas canciones infantiles.
La primera vez que le puse los auriculares en la barriga no sentí nada hasta media hora mas tarde. Sentí un pequeño cosquilleo interno que nunca antes había sentido ¿pataditas? Al día siguiente, por sugerencia de su padre, le puse la Trinca (música educativa y relajante donde las haya ) y lo volví a sentir: un cosquilleo mas insistente. Yo aquí intentando cultivar su buen gusto por la música clásica y al final, le va a gustar La Trinca...
Como nunca se sabe, también le pongo canciones infantiles con múmeros, las vocales... Quien sabe! Su tía dice que cuando nazca en vez de llorar recitará la tabla del cuatro.
Me siento muy pesada, me ha crecido poco mas la barriguita pero para agacharme he de pedirle permiso y me cuesta mucho. Si me pongo boca arriba en la cama, al poco rato me duele la zona lumbar bastante. ¡Cómo estaré cuando la barriga se note de verdad????

3 comentarios:

Teuladí dijo...

Creo que estás experimentando unas sensaciones de las que nunca nosotros podremos participar ni gozar. Es algo único, muy personal y de una gran complicidad entre el feto y su madre. ¡Que envidia!
Yo estoy convencido que de todo lo que hagas, en adelante, ya sea escuchar música clásica o moderna, da igual, siempre que sea de calidad, nunca estridente (y la trinca no lo es. A mí me encanta La Trinca), la lectura de buenas obras, el estudio de cualquier materia... todo, será un beneficio para el bebé y lo es por la sencilla razón que en estos momentos él ya tiene cuatro meses de vida y está a la expectativa de todo cuanto ocurre dentro de su reducido mundo. Y es por eso que te lo transmite con movimientos suaves, placenteros cuando está gozando de esa música que tu le invitas a escuchar, y otros movimientos más constantes y alegres cuando le pones a escuchar la canción esa del Marqués del Bidé, que seguro se estará descojonando de la risa.
Continúa con esa iniciativa, pues todo lo que le estás aportando es el conocimiento de las artes musicales y eso tiene mucho mérito y cuesta bien poco de dar.
Me alegra que estés disfrutando tu maternidad y, piensa como transmitir a tu pareja esas sensaciones que tu experimentas para que al menos le llegue algo. Pues los hombres también tenemos sensibilidad y hasta lloramos de alegría cuando vivimos vuestras ilusiones.
Un beso,

Estrella dijo...

Que si, que si, que la Trinca es buena y da una visión de la vida muy interesante.

Pero tiene gracia que te digan que la música clásica es lo mejor y luego ves que es mucho mas estimulante La Trinca ¡nadie lo diría!

Gracias por tu comentario.

ESTHER dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.