jueves, 1 de enero de 2009

¡FELIZ 2009! Quedan seis semanas y tres días

Recuerdo que el mes de enero se me hacía eterno en la facultad por los exámenes que tenía. Eso no va a ser nada comparado con este enero 2009. Casi he superado la abalancha de las fiestas con éxito. En teoria, puedo comer de todo pero casi todo me sienta mal ya que mi estómago está vapuleado, missing... Así que agradezco que Teuladi haya hecho una pequeña lista de lo que el peque no parece dispuesto a aceptar en el cuerpo de su mami.

Después de sufrir tres días consecutivos de dolor de estómago sin saber como evitarlo, fui al ginecólogo (bueno, estaba la sustituta) pero no eco, así que no vi a mi chiquitín aunque lo escuché por el doppler. Me cambiaron las pastillas para la acidez (y parece que funcionan algo mejor) y me programaron eco, analítica y próxima visita.

Importante: entregué mi plan de parto y vi como lo metían en mi historial ¡yupi! Lo que me parece un poco raro son las fechas de las próximas consultas: el 13, eco. el 15, analítica y el ¡27 de enero! visita con el ginecólogo y con el anestesista. ¿Hasta la semana 37 no me va a visitar ningún médico? ¿no es demasiado? Me puedo poner perfectamente de parto antes (esperemos que no) Tendré que relajarme, todo va muy bien aunque cada noche me encuentre peor con las contracciones y mas limitada en mi movilidad.

Quien no parece nada limitado en su movilidad, a pesar de su tamaño, es Miquel. Tan pronto me despierta de la siesta a golpe de Mambo o me levanta de la cama por que ha accionado "evacuar vejiga". Aunque lo peor es cuando con sus manitas o cabecita encuentra el punto de salida ¡AY, que aun no! No entiendo como se puede mover tanto aun pero mi barriga no tiene nada que envidiar a los movimientos de Shakira.

La habiración de Miquel ya está lista ¡Ojalá tuviera una máquina del tiempo!!!!!!!!!!!! Pero también procuraré disfrutar y aguantar lo mas posible el embarazo para que Miquel salga fuerte. No hay prisa. Total, este año nos toca el Niño seguro....