miércoles, 11 de febrero de 2009

Oficialmente estoy de parto

Estoy de 39 semanas y dos días. esta mañana me encontraba fatal, me dolía mucho la barriga. A las 12 tenía mi visita semanal con el ginecólogo. Después del rutinario control de peso, tensión y orina paso a la consulta. Le comento mis dolores pero son completamente normales. Toca otra vez hacer un tacto para ver si estoy dilatada. Buenas noticias: estoy un dedo dilatada (supongo que mas o menos un centímetro). Me molestó un poco mas de lo normal el tacto, creo yo. Esto quiere decir que ya sólo puede pasar una cosa: seguir dilatando poco a poco hasta que me ponga de parto definitivamente. Escuchamos el corazón, tan fuerte como siempre.

El lunes 16 es mi fpp (fecha prevista de parto) y me han mandado ya a monitores (monitores o correas: la prueba que me hicieron en urgencias) ese día a las 11 si antes no me pongo de parto. El miércoles 18 tengo gine y ¡eco! por lo del riñón. En la última eco, Miquel ya se tapaba la cara, en esta, si llega, ya nos hace la butifarra directamente. En caso de que el nene no tenga ganas de salir, me provocarían el parto el 28 de febrero o 1 de marzo.

Esto ya empieza a dar vértigo, Miquel ya está aquí, le quedan dias u horas. Dentro de nada va a haber un bebé revolucionando esta casa. El sueño y el deseo se haran realidad. Tendremos a nuestro pequeño en brazos.

3 comentarios:

Aribel dijo...

Hola! Llegué a tu blog cuando buscaba información sobre mujeres con discapacidad que querían ser mamás. desde entonces he ido leyendo tus relatos. Yo desde pequeña tengo una artritis reumatoide que me ha dejado una discapacidad muy seria. Tomo una medicación totalmente incompatible con el embarazo.
Me hace una ilusión especial leerte y te deseo lo que se suele decir ¡una horita corta! por lo que cuentas eres una luchadora nata, así que seguro también afrontaras el parto con fuerza.
Mucho ánimo que dentro de poquito tendrás un pitufito precioso :)
Un abrazo, Belén

Teuladí dijo...

Bueno, pues no fue el día 9 y tampoco creo que llegue al día 25 pero, el caso es que ya se barrunta un horizonte de buenos presagios, de momentos felices... se escucharán lloros de bebé, cambios de pañales o dodotis, como ahora les llaman, y toda la familia irá de cráneo tras el Miquelet que nos acaba de demostrar que a el no le importa ni las lunas, ni las premoniciones, ni las fpp, pues llegará cuando le de la gana, que para eso va a ser el protagonista de su propia existencia.
¿Sabes, estrella? Creo que ni en el caso de mis nietos estuve tan pendiente de esas nuevas cosas que día a día nos anunciabas, palabras todas ellas que me han sonado poco más o menos que a chino, pero te aseguro que siempre que podía entraba a tu blog a ver las novedades y, eso que tengo un chivato en mi blog que me dice cuando alguna entrada nueva acabas de colgar, pero bueno, no es lo mismo ¿me entiendes?
Pues vale, si ya está aquí con nosotros ese chaval, nos lo haces saber, y si todavía falta algún tiempo (poco, por cierto) no hará falta, pues resulta evidente.
Un beso para tí, otro para Miquel y al papá se lo das tú misma, no se me mosquée jajaja.

Virginia · Hilario dijo...

Te deseamos que lo vivas intensamente y que escuches pronto los primeros llantos, son los más emocionantes.

Para lo demás solo podemos decirte que te relajes.... y disfrutes.

Un beso al Miquel