martes, 2 de junio de 2009

Miquel cumple tres meses

El 28 de mayo Miquel cumplió 3 meses y está precioso. Hemos ido a la revisión de los tres meses al pediatra con los abuelos. Todo está muy bien. Ya ha conseguido el peso que se considera adecuado (5 kilos y pico) pero seguimos con los suplementos de biberones aunque algo mas grandes. Ya no me molesta la idea de darle biberones, lo veo como una ayuda ya que Miquel mama cada vez mejor y si se pone algo nervioso pues le enchufo el biberón y aquí no pasa nada. Creo que lo único que puede estropear la lactancia es mi poca pericia a la hora de ponerlo al pecho. Supongo que dentro de poco se empezarán a introducir los zumos en su dieta ¡tengo muchas ganas de ver como los acepta! Afortunadamente, me vuelve a pedir teta a mitad de la noche. Y digo afortunadamente por que aunque no sentía ningún dolor mis pechos chorreaban leche y cuando Miquel pedía mamar por la mañana no sabía a cual pecho ponerle por que mientras mamaba de uno le empapaba la barriguita con la leche que salía del otro.

La idea de los portabebés, ahora con el calor (antes por el frio) sigue sin gustar demasiado a mis padres pero han entendido que es nuestra decisión. Jordi también se ha vuelto un adicto a la BabyBjörn y los fines de semana se los pasa con el niño en su pecho, menos mal que él no le puede dar de mamar si no es que ni lo veo. Pobre Miquel con una madre pulpo, un padre pulpo y unos abuelos pulpos... Le he dado otra oportunidad al Slimring y esta vez ha salido muy bien. Desde luego es mucho mas fresquita que la Premaxx y el niño parece muy cómodo. Claro que me ayudó a colocarlo mi hermana, he de probar a colocarlo yo sola.


Y ahora dejadme que chochee un poco con mi pequeñajo ¿ok? Es la cosa mas bonita que se pueda ver y super inteligente. Es increíble pero ya hemos creado a un tele adicto ¡Le encanta ver la tele! Si lo recuestas en el regazo y protesta, la manera mas fácil de que se calme es sentarlo mirando a la tele. Se queda embobado mirándola y moviendo sus manitas, hasta hace poco también bamboleaba algo la cabeza como afirmando pero ahora la mantiene firme con los ojos como platos y balbuceando ¡es para morirse de risa! Ahora cuando le cambias los pañales se dedica a jugar y no para de "hablar" y reírse. Es increíble la cantidad de sonidos que salen de su boquita con sólo tres meses. Ya tiene casi todo el día las manos abiertas y coge el sonajero, muñecos y su querido chupe se lo saca de la boca y lo sujeta con la mano. Ha hecho ya varios intentos de metérselo pero eso ya es mas complicado. Lo que mas le gusta es algo que no puede hacer todavía: que le pongamos de pie, no dejamos que apoye su peso en los pies pero él lo intenta y quiere moverse ¡es una anguila! Lo que si nos deja hacer el pediatra es ponerlo boca abajo para que haga ejercicio y eso no le gusta demasiado aunque intenta hacer palanca con sus pies para moverse. Miquel ahora está en la etapa oral ¡todo a la boca! Sus dos manitas, las mias, sus labios, muñecos, todo le sirve para saborearlo y babearlo.


Aun el otro día le pregunté a Jordi como fue su primer encuentro con nuestro niño (lo vio antes que yo jajaja) Parece mentira que hayan pasado tres meses, aun recuerdo sus pataditas dentro de mí y cada vez que me ducho revivo el momento de cuando rompí aguas... Sé que no paraba de quejarme pero era muy bonito estar embarazada y todas las molestias que tuve eran comunes en cualquier embarazada. No entendía que las mujeres que ya tenían a sus niños echarían de menos tenerlos dentro de sí ¡con las ganas que tenía yo de ver su carita! Y ahora me encuentro en esa situación. Ser la única que lo siente en todo momento y no poder compartirlo con nadie. Siempre nos hemos planteado tener sólo un hijo por mi discapacidad y por la edad de Jordi (bueno, esto último no creo que sea muy relevante) pero ambos tenemos hermanos y sabemos lo bueno que es eso. AH!!!! Es una locura, si ya cuesta criar a un hijo en tiempo de crisis... Pero Miquel es lo mas hermoso que nos ha podido pasar.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Jo, Estrella, el Slimring no soy capaz delocalizarlo en google.
Edad, ¿Quién dijo edad?; discapacidad¿quién habló de ello? Si es bueno para Miquel, si es maravilloso vivir el embarazo, si ya tienes experiencia...ADELANTE!
¿Qué te cuenta Jordi del impacto su primer encuentro? ¿Y el tuyo?
Besos.
Inma.

Estrella dijo...

A ver, el Slin ring lo puedes ver en http://www.youtube.com/watch?v=wvJp8FyZ1Mk&NR=1
Y comprarlo en http://www.crianzanatural.com/catalogo/verpagina.asp?id=5 o en ebay internacional que sale mas barato.

En todo caso, según recomendación del médico después de una cesarea, hay que esperar dos años para volver a tener un hijo, así que ya veremos entonces, jaja.

Anónimo dijo...

Gracias Estrella!
Pero, jejjeje(siguiendo en línea)¿quién habló de tiempo?
+Besos

Anónimo dijo...

bueno, ahora es cuando me vengo, jeejeje,así que todas aquellas quejassssss se las lleva ahora el viento... ummm interesante... en fin, no soy más mala, un besote, mj

Mercedes González. dijo...

He descubierto tu blog por casualidad, como se hacen la mayoría de los descubrimientos. Lo iré leyendo poco a poco.
Te felicito por tu pequeño y tu decisión de haberlo traído al mundo. Yo tengo uno con 19 años, y parece que fue ayer cuando me planteaba todas las cavilaciones, mañas y problemas de los que tú hablas. Eso sí, conté con la ayuda inestimable de mis padres. Pero ya ves, los peores años son los... (toda la vida) XD

Saludos, Merhe.