viernes, 15 de febrero de 2013

El San Valentín que nunca ha existido


Hoy quiero contaros la historia de Raquel de 27 años, tiene discapacidad física: Espina Bífida e hidrofalia. Las consecuencias de esta discapacidad es que se tiene que desplazar en silla de ruedas manual y no controla los esfínteres.

Desde muy pequeña supo lo que quería aunque la gente día a día se lo ponía difícil. Es una chica muy sociable y extrovertida  aunque ha tenido muchos problemas sociales, no por timidez sino porque fue discriminada en el colegio y en el instituto por el resto de los compañeros.  Esos problemas de sociabilidad de pequeña han hecho que en su vida adulta se considere una chica desconfiada, insegura y tímida y llena de mil miedos que no le dejan abrir su corazón. Tiene una coraza que muy poca gente consigue romper me cuenta que es una chica que tiene muy pocas amistades y que no suele salir. Se considera una chica solitaria aunque digna de la confianza de sus pocos amigos.

Cuando consigues romper esta coraza que tiene ves una chica igual que cualquier chica de 27 años que tiene sus retos, sus sueños y sus cosas. Hablando un poco de sus amores dice que el amor verdadero no le ha llegado. Ha tenido 3 relaciones “estables” de pocos meses pero no resultaron ser el amor que ella esperaba.  Aquel que sientes el cosquilleo, te brillan los ojos y te tiemblan las piernas al ver a la otra persona. Las relaciones que  ha tenido han sido poco satisfactorias, no han sabido darle el cariño que tal vez ella siempre encontró a faltar de amigos/as desde muy pequeña.  Tenía una cosa clara: si tenía relaciones sexuales querría que fuera por amor y por sentimientos no por una noche loca o alguien de un día. Como dice ella entre risas “San Valentin como va a llegar si las parejas que tuve nunca me regalaron nada ni si quiera para mi cumpleaños, Cupido estaba de vacaciones en esas épocas”. Lleva 5 años sin pareja y ha despedido a Cupido de su corazón. Ha llegado a la determinación de no buscar más al amor de su vida. Hay más sueños y retos que el tener pareja estable y muchos más importantes para ella.



Hace un año y pico se puso en contacto conmigo. Buscando información sobre mujeres embarazadas con discapacidad no encontraba nada, hasta que consiguió dar con la palabra clave para aquel buscador que le llevó a este blog Maternidad adaptada. Entró en mi blog una chica que, como dice ella, el último libro que se leyó fue en la ESO y me dijo  que se había acostado a las 5 de la madrugada leyendo entero mi blog desde el primer día hasta el último. No podía dejar de leer por que se engancho como si fuera le mejor película (según sus palabras) y que quería mas y mas. Le comenté que estaba realizando un libro de todo el proceso que yo había vivido con mi pareja para tener al pequeño Miquelet. Se interesó por tener mi primer libro e  íbamos hablando también. Me comentaba que le gustaba mucho y que estaba cogiendo mucha información. Cuál fue mi sorpresa que la que chica que no se leía un libro desde el instituto ¡se había leído mi libro en tres días! La conseguiría volver lectora? Íbamos hablando  y me iba contando su vida. Es una chica que también siempre ha estado muy sobreprotegida por su discapacidad, aunque siempre ha querido salir de ese cascarón. A  los 19 años empezó a trabajar de teleperadora en una empresa que realizan un poco de todo hasta hoy. Me cuenta también sus sueños desde pequeña y desde siempre lo ha tenido muy claro y era conseguir una estabilidad laboral, para poder ir dando pequeños pasos a los sueños con 24 años se independizó a un piso adaptado. Aunque era su sueño, fueron momento difíciles por que era difícil hacerles entender a sus padres que era su piso y que necesitaba su espacio, su intimidad y hacer las cosas ella sola y a su manera, a día de hoy ha peleado mucho y considera que ha conseguido poco....

Aunque la independencia le abrió otros mundos, saber donde estaban sus capacidades como ama de casa y disfrutar de su nueva vida, gracias a eso tal vez se abrieron nuevos expectativas y conoció a gente. Unos se quedaron otros se fueron, pero los que se quedaron son sus ángeles de la guarda, el primero que conoció en una mala época que estaba pasando era el chico que le vendió los muebles. Le abrió los ojos, le dio el cariño y también regalos… Al fin un chico aunque fuera solo amigo le regalaba algo. Su gran amigo o como dice ella su hermano mayor que esta para lo bueno y para lo malo, para escucharle, para aconsejarle aunque también es quien le dice frenaaaaaaaaaaaaa que te me vas a hacer daño al querer a hacer alguna de sus locuras. Cuando se independizo conoció a otro gran hombre,  su vecino favorito. Les une una discapacidad aunque él tiene discapacidad auditiva, (es su “niño” como lo llama ella). Se unieron desde el primer día, él encontró alguien que le entendía  ya que Raquel sabe un poco lengua de signos catalana aunque luego acaban escribiendo en una hoja de word para decirse las cosas. Se ayudan siempre mutuamente se entienden. Han aprendido que no hace faltan las palabras para decirse las cosas, un gesto, una mirada dice mucho mas… Raquel tiene mucho que agradecer a estos dos hombres.


Después de llevar 3 años viviendo sola tiene otro gran sueño, otro gran reto, el más importante de su vida aunque parezca que sea un sueño actual no es así: es el sueño de su vida, el reto más importante que hará en su vida, algo que no tiene que pensar por que lo lleva pensando 27 años, algo que lleva decidido años también y si no es equivocáis es el reto de ser madre y como habréis leído al principio si es un reto diferente porque ella lo va a hacer en solitario. Sabe que va a ser muy duro y muy diferente. Sabe que va a costar y que se le plantea un camino en solitario muy duro pero tiene claro que no imposible. Cuando se entero su gente se encontró de todo. Personas que le ofrecieron apoyo incondicional  y personas que le dijeron que estaba loca, que se diera cuenta que iba en silla de ruedas, que no iba a poder y que se lo iban a tener que cuidar sus padres. Raquel lo ha pasado muy mal al  hacer público su deseo. Sus padres, en un principio, solo dijeron un “no” rotundo ante la idea, aunque nunca le habían escuchado de como lo tenía planteado. Cuando consiguió que le escucharan y que entendieran las cosas consiguió que lo fueran entendiendo poco a poco. Lo principal es hacerles entender que va a ser su hijo,  no la carga de sus padres, ni su responsabilidad. Empezó a hablar a sus padres de madres solteras, de madres con discapacidad… Y sus padres lo van aceptando.

Raquel aun no está embarazada, tiene que perder peso y está actualmente a régimen. Esta simple decisión ya está siendo un problema porque si no va a pesarse al hospital general no tiene donde pesarse. En los centros médicos de pueblo o barrio no existe una báscula para personas con discapacidad fisica que no puedan levantarse de la silla. ¿Cómo puede pesarse ella? Está buscando fuera del mundo medico: grandes almacenes, fabricas, empresas.....

Espera encontrar pronto una solución ya que quiere cumplir su sueño como cualquier mujer y que la discapacidad no sea el problema.

12 comentarios:

Lucía dijo...

Es una historia increible, y a la par muy familiar. La admiro, y espero que consiga su gran sueño pronto.

Estrella Gil dijo...

Podría haberme inventado esta historia pero no es así. Es una historia verídica que espero que tenga un final feliz.

Lucia dijo...

Dile de mi parte, que aunque no la conozco, le deseo mucha suerte. Y me encantaría que abriera un blog, como hiciste tú, para contar su propia experiencia. Nos sirve de mucho a todas las chicas "discapacitadas" que deseamos ser mamás. Yo como tú, estrella, tengo parálisis cerebral. Pero todas las historias, y tipos de discapacidades, acaban siendo en parte, similares. Y a la par muy diferentes. Por lo que cada historia contada, sirve de mucho a las que todavia no lo somos.

Un abrazo

rakel_27 dijo...

lucia gracias por tu apoyo y gracias por los comentarios,me alegro que te haya gustado.Mi proceso aun esta muy poco abanzado mas que nada por que estoy con la dieta cuando empiece con medicos pruebas y demas me planteare hacer blog.saludos

Monstrua dijo...

Una historia de superación. Salirse de la norma, sea por lo que sea, siempre trae problemas por parte del resto de las personas que te rodean.

Si ella lo tiene claro, adelante, un niño buscado y querido, es un niño que crecerá con amor.

rakel_27 dijo...

monstrua claro que lo tengo claro si tuve claro como se cuenta ser virgen hasta que no encontrar el amor tengo claro que es un hijo/a muy deseado

Cristina López dijo...

Un sitio donde también nos podemos pesar es en Ikea, al menos en el de Badalona se puede (hay unas básculas por si el peso del carro supera una cantidad y hay que ir por el ascensor), ya que han hecho el nuevo de Sabadell y no han puesto. En Barcelona hay algunas farmacias que se que hay puesto básculas gracias a una asociacion de mujeres con diversidad. Un beso y adelante.
Cris.

rakel_27 dijo...

hola cristina gracias por la informacion lo del ikea lo sabia fui un dia a la maquina de uno que hay en hospitalet el que me queda mas cerca vivo en cornella y bueno ese dia no era el mio la maquina no iba o estaba apagada si tuvieras informacion de esas farmacias de barcelona que tienen la bascula me gustaria tener esos datos y de la asociacion que lo tiene.Gracias por la informacion

Cristina López dijo...

Está aquí: http://www.donesnoestandards.cat/projectes%20realitzats.html

Lucía dijo...

Hola de nuevo! Raquel, me ha gustado mucho que te hayas animado a respoder en el post dedicado a tu historia. :) De verdad que si te animas cuando comiences el proceso, estaré encantada de seguir tu blog. Estaré pendiente ;)

Un saludo!

Monstrua dijo...

Te dejo un detallito... http://www.centimetronews.com/2013/02/doble-premio.html

Anónimo dijo...

Rakel, que tal vas?
Mi sincero deseo de que se cumpla tu maternidad!
También voy en silla de ruedas; mi bebe/niño va camino de los 2 añitos.