lunes, 22 de marzo de 2010

Feliz día del padre!!!!!!!!!

Este año, si. Hace un año, este día pasó desapercibido casi por que estaba totalmente absorvida por un bebé de 20 días, con problemas para cogerse al pecho, con problemas para vestirlo, cambiarlo, sacarlo... UFF! Qué lejos veo todo aquello y sólo ha pasado un año.

Gracias a las siestas de Miquel y a mis padres le he podido preparar un fotolibro al papá para el día del padre ¡ha quedado precioso! De verdad que estoy muy contenta de todo lo que he hecho, de todo lo que he descubierto que podía hacer. Que el niño se haga grande, no es un inconveniente sino una ventaja. Ya te ayuda a la hora de vestirle, juega contigo a esconderse la carita mientras le cambias el pañal, te sigue a donde vas. Aquella frase que dije de "los problemas crecen"... pues va a ser que no, que disminuyen. Si, el niño pesa más, claro, pero llevarlo en mi regazo es cada vez más fácil por que se aguanta mejor. Las grandes tiras que le puse al cinturón, se las sigo poniendo por precaución pero casi no hacen falta. Ahora lo que hago es poner al niño en mi regazo con el cinturón ya abrochado. Le paso el cinturón por la cabeza (ya no se molesta por eso), los cintos de la entrepierna, los ato a un brazo de la silla y ¡a la calle! Todo es más fácil ahora.

Hace un año, lloraba por que el niño no quería el pecho. Ahora mama de todas las maneras, hasta las más estrambóticas. Nunca se ha estado quieto al pecho (excepto cuando quiere dormir) pero es que ahora me lo engancha desde cualquier posicisión y hace "el baile del culito" mientras mama y yo me río. Y, evidentemente, al comer ya casi de todo, el pecho no es cuestión de horas y horas, si no de minutos o chupetones. Ahora, lo puedo poner yo en la trona, ya que mis padres me regalaron por navidad una trona que se puede poner la silla en el suelo, a esa altura si que puedo manipular al niño para meterlo en la trona para merendar.

Vaya, me siento acaparadora de este post que era para el día del padre ¡jejeje! Pero es que me siento feliz por todo esto y todo lo he conseguido en un año. Ya empieza a caminar sólo en la calle, dentro de poco echaré de menos estos momentos mientras le pongo la quinta marcha a la silla para alcanzarle...

2 comentarios:

conruedasyaloloco dijo...

Cómo me alegro, Estrella, que vata todo viento en popa, y que nos hagas ver crecer al pequeñín.

Besos para los tres.

Anónimo dijo...

Feliz día del padre y de la madre orgullosa de su niño :P (que se te cae la baba...) mj